Opinion, Personal, Varios

Piensa antes de hablar

Esta es la historia de una joven ciega que se odiaba a si misma, y a todo el mundo por ser ciega. Odiaba a todos, menos a su novio que la quería mucho.

Un día, consiguió un par de ojos sanos.  La operaron y pudo ver. Cuando lo hizo, el novio le preguntó si se casaría con el, a lo que ella respondió que no, porque se dio cuenta que él era ciego. El novio, triste, lo comprendió y se despidió de su vida.

En su partida le dijo:

“Tan solo te pido que cuides muy bien de mis ojos, pues te los regalé y ahora son los tuyos. Te amo…”

Hoy, antes de decir algo destructivo, piensa en los que no pueden hablar; antes de quejarte del sabor de tu comida, piensa en los que no tienen que comer; antes de quejarte de tu pareja, piensa en los corazones solitarios y tristes que añoran un compañero; antes de quejarte de tus hijos, piensa en quienes no los tienen y los desean; cuando estés cansado y reniegues de tu trabajo, piensa en los millones que están desempleados y quisieran el tuyo; antes de señalar con el dedo, y tomarte la atribución de juzgar, recuerda que todos hemos cometido errores, y lo seguiremos haciendo.

Y cuando el cansancio y las tinieblas quieran timarte y llenarte de pensamientos negativos y destructores, sonríe sonríe!! y da gracias porque estás vivo y todavía andas por aquí. Esta vida no es eterna para nadie.

Es un regalo, una aventura, una celebración,un hermoso viaje. Disfrútalo…

Visto en | Reflexiones Diarias

Anuncios

12 thoughts on “Piensa antes de hablar”

  1. creo que es muy importarte pensar las cosas dos veces y como dice el dicho… lo que tu pienses de ti es lo que los demas pensara… y eso es muy cierto!!!

  2. Piensa antes de hablar, piensa antes de escribir, piensa antes de creer, piensa antes de actuar, piensa antes y despues de pensar, piensa y no renuncies a pensar.
    Piensa, piensa, piensa, piensa…
    Que tu eres lo que piensas

  3. Me hiciste recordar una historia que leí hace como mil años en las famosas Selecciones del Readers Digest. Se llamaba algo así como “…Y me arrodillé ante ella”. Trataba de un matrimonio arreglado en un país de Asia. Los jóvenes esposos no se conocían y el muchacho, que es quien cuenta la historia, decía que su esposa no le gustaba y que él se empeñaba en amargarle la vida. En ese entonces no se podían divorciar y así permanecieron casados por muchos años. Él no dejaba de despreciarla y ofenderla, en tanto que ella siempre se callaba su dolor y su humillación y lo atendía como a un esposo. Un día, él tuvo que ir al médico pues estaba perdiendo la vista. El doctor le dijo que necesitaba un transplante de cornea, el problema era que tardaría en aparecer un donador. Para sorpresa de ambos, el donador apareció a los pocos días. Se hizo la operación y todo fue un éxito. Él volvió a su hogar y fue allí donde se dio cuenta de que su esposa había sido quien le donó sus córneas… y se arrodilló ante ella.
    Claro, estaba mejor contada, pero este fue un resumen. Sorry por extenderme tanto.

    1. Nancy: buscando esta hstoria, sale tu comentario que resume tan bien la historia. La busco no la encuentro, quisiera leer la version completa de la condensada que, como tu, lei hace mucho tiempo. Una historia que refleja la vida de muchos… aun ahora. Sabes que la escribio? Gracias.

  4. interesante, creo que a veces un@ no es capaz de reconocer que lo que mas le aterra encontrar en otro, es eso que bloquea de su propio ser.

  5. @ Christian: Gracias por tu comentario! 🙂
    @ Yecenia: Gracias por tus mensajes, creo que depende de nosotros como nos vean los demás tal como tu lo dices.
    @ El ultimo de paz:Cierto amigo, somos lo que pensamos.
    @ Nancy:Gracias por la historia amiga! Slds!
    @Reoba: Al menos la reflexión te ha servido para hacerte ver tu error. Que bien que haya sido útil.
    @Carlos: 7 almas? Creo que lo tendré que leer entonces.
    @ Taty: Eso es cierto, buscamos en los demás lo que nos hace falta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s